Incapacidad por Dolor en las Articulaciones

dolor en las articulaciones abogado seguro social

¿Me puedo incapacitar por dolores en las coyunturas?

La incapacidad del Seguro Social en Puerto Rico por dolores severos en las coyunturas – preguntas al abogado de Seguro Social

    Muchas veces a los abogados de seguro social le preguntan si una persona se puede incapacitar por tener problemas y dolores en las coyunturas. Aunque es posible cualificar para la incapacidad del Seguro Social debido a un dolor crónico de las articulaciones, es extremadamente difícil probárselo al Seguro Social y que este le conceda los beneficios. Por ello, aquí en este artículo le damos algunos ejemplos generales de la evidencia médica que considera el Seguro Social para evaluar esta condición. Debido a que hay muchas variantes de esta condición, recomendamos que consulte su situación con los abogados del seguro social al 787-344-9219 para una consulta gratis y totalmente confidencial.

     El dolor en las coyunturas o articulaciones es muy común. Casi una tercera parte de los adultos en Puerto Rico sufren de dolor en las articulaciones en algún momento de sus vidas. Los lugares típicos en donde da dolor articular incluye las rodillas, los hombros, el cuello, las caderas, los codos, las muñecas y los tobillos. La severidad del dolor en las articulaciones varía desde dolor leve a inmovilización por el dolor, y puede durar un par de semanas (aguda) o durante meses o años (crónica). Debido a que usted utiliza sus articulaciones (el lugar donde se unen dos huesos) cada vez que se mueve cualquier parte de su cuerpo, dolor severo en las articulaciones puede ser muy incapacitante.

     El dolor en las articulaciones tiene muchas causas, incluyendo lesiones, inflamación, la edad, la infección y hasta el cáncer. Los diagnósticos médicos asociados con dolor en las articulaciones incluyen la osteoporosis, la artritis, la fibromialgia, bursitis, lupus, y la gota.

 ¿Puedo obtener Incapacidad del Seguro Social para el dolor intenso en las articulaciones?

 Aunque es posible cualificar para el Seguro Social por Incapacidad como resultado de su dolor articular crónico, es extremadamente difícil.

 Para tener derecho a beneficios por incapacidad, primero debe mostrar la Administración del Seguro Social que usted no está haciendo trabajo sustancial y que tiene un grave deterioro “médicamente determinable” que va a durar por un período continuo de no menos de un año. Con el fin de obtener beneficios por incapacidad por dolor en las articulaciones, por lo tanto, debe buscar primero un diagnóstico y tratamiento por parte de los profesionales médicos y establecer que usted tiene una incapacidad permanente. En otras palabras, si usted solicita la discapacidad a causa de un fuerte dolor en una articulación, usted no será considerado para recibir beneficios a menos que tenga los rayos X, resonancias magnéticas, MRI, o pruebas de laboratorio que muestran que usted tiene un impedimento físico que razonablemente podría esperarse que producir sus síntomas.

           Si usted ha cumplido con estos requisitos iniciales, el Seguro Social evaluará si su impedimento cualifica para los beneficios por incapacidad. Usted puede tener derecho a beneficios por incapacidad en una de dos maneras: (1) al demostrar que su impedimento cumple o iguala los requisitos establecidos en el libro azul del Seguro Social, (la lista de impedimentos que califican automáticamente para los beneficios); o (2) al demostrar que su deterioro provoca limitaciones físicas y/o mentales que le impiden trabajar a tiempo completo.

     El Dolor en las articulaciones es muy común; tantos como una tercera parte de los adultos sufren de dolor en las articulaciones en cualquier momento dado. Lugares típicos para el dolor articular incluyen las rodillas, los hombros, el cuello, las caderas, los codos, las muñecas y los tobillos. La severidad del dolor articular varía desde dolor leve a inmovilizar el dolor, y puede durar un par de semanas (aguda) o durante meses o años (crónica). Debido a que usted utiliza sus articulaciones (el lugar donde se unen dos huesos) cada vez que se mueve cualquier parte de su cuerpo, dolor severo en las articulaciones puede ser muy incapacitante.

¿Cómo el dolor en las articulaciones pueden quedar amparadas por una lista de la Libreta Azul?

           Para cualificar para incapacidad por la disfunción de la articulación, el dolor en las articulaciones debe estar asociado a una deformidad en la articulación. Con el fin de cumplir con este perfil, imágenes médicas (por ejemplo, un MRI o una resonancia magnética) debe demostrar el estrechamiento del espacio articular, anquilosis (cuando las articulaciones se fusionan), o la destrucción de los huesos. También debe tener un historial de dolor en las articulaciones y rigidez y pérdida de movimiento en la articulación.

           Si la deformidad es en la cadera, la rodilla o el tobillo, debe hacer que usted no puede caminar lo suficientemente bien como para llevar a cabo las actividades normales de la vida diaria. Una incapacidad para caminar suficientemente significa que necesita un andador, dos muletas o dos bastones; usted no puede usar el transporte público estándar; no se puede ir de compras o ejecutar otras diligencias sin la ayuda de alguien; o no se puede subir a un ritmo razonable aun con el uso de una ayuda.

           Si la deformidad es en el hombro, el codo, la muñeca o la mano, debe ser en ambos brazos, y debe hacerlo tan difícil utilizar sus manos con eficacia que necesita ayuda de otra persona para las actividades diarias, como preparar la comida, alimentar a ti mismo, el cuidado de la higiene personal, o la clasificación y manejo de documentos o archivos.

           Para acogerse a esta oferta, usted tendrá que asegurarse de que las notas de su médico incluyen exactamente cómo sus problemas en las articulaciones limitan usted (sus “limitaciones funcionales”), y que los registros contienen los resultados de las imágenes médicas apropiadas.

           El Listado azul del SS también incluye otros anuncios que se asocian con el dolor articular crónico, como por ejemplo:

  • artritis inflamatoria reumatoide;
  • lupus;
  • la osteoartritis de la columna vertebral; o
  • cirugía de cadera.

El Seguro Social por Incapacidad basado en su capacidad funcional residual

           Muchos diagnósticos asociados con dolor en las articulaciones no se consideran como automáticamente “incapacitante” por el Seguro Social. Por ejemplo, no hay listados de los siguientes problemas relacionados con las articulaciones específicas:

  • enfermedad articular degenerativa o artritis
  • fibromialgia
  • bursitis
  • problemas de cadera
  • problemas en el cuello
  • problemas en el hombro
  • Síndrome de Fatiga Crónica

           Si usted tiene uno de los diagnósticos anteriores, tendrás que demostrarle al Seguro Social que su capacidad de funcionamiento es tan limitada que no puede trabajar a tiempo completo. El SS determina si su deterioro le impide trabajar a tiempo completo mediante la realización de una evaluación de “capacidad funcional residual” o “RFC”. El RFC es una medida de su capacidad para trabajar después de tener en cuenta sus discapacidades físicas y mentales.

    En fin, si usted está incapacitado y no puede trabajar a causa de una de estas condiciones médicas, las cuales ya hayan sido diagnosticada por un doctor, llame al 787-344-9219 para una consulta con un abogado de Seguro Social aquí mismo en Puerto Rico o visite la página de www.segurosocialporincapacidad.com para más información.

 Nada de lo anterior debe ser considerado como consejo legal y es solo para información general. Todo lo anterior tiene que ser corroborado directamente con el Seguro Social o con un abogado de seguro social para que le brinden más detalles y verifiquen la información.